22

La casa donde nací se vendió.

La casa con ojos,

la única que tuvo ojos, es de otros.

Repaso los ambientes de la casa, empiezo por el garaje, el hueco de la escalera donde papá guarda plata. Siempre hay olor a vino porque improvisaron una pequeña bodega, al costado el pizarrón grande y negro, de 5 metros por 2,50 que usé de chica, luego fue el mensajero. En el hueco se guardan las valijas. Quiero irme todo el tiempo. En ese garaje se ensayaron obras de teatro, que escribí y dirigí. La hechicera. Los gemelos de esmeralda, fueron rifados, con el bono contribución de 30 centavos. A los 10 años, en mi casa puse la Biblioteca El Saber, abierta a la cuadra, un noticiero con la TV detrás donde leía otra versión de las noticias del día escuchadas por radio, y el teatro. Sigue la alacena que tiene olores a tortas, un frasco de vidrio con azúcar impalpable, y más allá novios comiendo.

La cocina es chica, escucho decir a mamá no levanten la mesa, que no hay lugar. La puerta vaivén. El comedor tiene una araña muy grande de casa de campo o de montaña, cuando la miro estoy de vacaciones.

Un repisa blanca empotrada, muestra un juego de té amarillo naranja, el hogar tiene una parrilla, algunos asados, papas con papel de aluminio. Papas al plomo, le dicen en el mercado de Montevideo.

Es de noche, alquilo una parcela en un estacionamiento, y aunque llueve y dudo, voy igual. Tomo un taxi, se queja porque lo lleno como a un flete. Pido consideración, mi estado emocional es fuerte, y calmo.

De esta casa con ojos me llevo muchas cosas, de amplios y largos significados, sabiendo que, en mi actual y entrañable casa no hay lugar. Esperan en mi garaje, hasta el momento que, tomo el taxi flete que me lleva al Macro Museo, donde acomodo con prolijidad y en hileras según vecindades de colores los objetos. Se resuelve formalmente. Un cartel a mano de letras de colores dice 1960-2006. Hay una lustraspiradora  marca Liliana de color naranja. Hay cuentos con la inscripción, un corazón metalizado, de la Biblioteca El Saber que funcionaba en el living. Hay jarras de cerámica roja, prototipos de pruebas de material. Hay ropa querida. Cuatro muñecas. Tres cazuelas para sopa. Un perchero plegable de madera. Discos de pasta, y de vinilo extraños en la noche, la vida bella, como vivir juntos, el universo de tu amor y más. Candelabros de plata, regalo de casamiento. Crimen y castigo, El barón celeste. Hay 3 pares de lentes, alemanes, de 1969. Hay apuntes y libros de francés. Hay un cuaderno manuscrito de poesía. Colecciones de cajas de fósforos. Dos jarras mellizas. Dos pelucas. Una caja de bigudíes de madera.

A determinada hora, por altoparlante se invita a llevar los objetos.

Comportamiento de piñata, miro desde cierta distancia, sacan fotos. Pasa casi 2 horas hasta que se va todo.

Alegría en los encuentros y  decir chau chau.

Publicado en Sin categoría

Un comentario en “22

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s