Compro baterías viejas, compro colchones viejos, radiadores viejos, muebles viejos, lana vieja, bronce aluminio, plata cobre compro.Compro baterías viejas, compro colchones viejos, radiadores viejos, muebles viejos, lana vieja, bronce aluminio, plata cobre compro.Compro baterías viejas, compro colchones viejos, radiadores viejos, muebles viejos, lana vieja, bronce aluminio, plata cobre compro.
Un artista muere a los 29, o 33, o 43, o 53 años.
La obra que hizo queda cerrada en sí misma.
Valores de mercado atacan o no, alivian a familiares o no.
La muerte si trágica cotiza y crea mito.
O sea que no veré más obra de Liliana Maresca, y qué lástima.
Ni de Centurión.
Un día alguien decide continuarla, y retomarla desde el lugar que la dejó.
No ingenuamente, lo hace como tarea para seguir viendo esas obras.
Estando parada frente a algunos dibujos de Feliciano Centurión, propiedad del Museo Malba, y allí la impresión que esa obra estaba cerrada, y la espera espera que alguien la continúe. Ser paciente.

Publicado en 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s