Acá todo es campo. Liso. Hay mucho olor a perros. Y llueve con la furia de un desaire.
Mañana será otro día.
Si me acerco a algun lugar, veré el cerezo que veía de chica, siempre desde arriba, contando las flores y los frutos. La madera del cerezo tan roja.
Hay mucho olor a perros. Es que la tengo entre las piernas.

Publicado en 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s