Dones de Fröbel

En 1816,
declinando un puesto de profesor de mineralogía en Estocolmo,
Fröbel fundó su primera escuela para niños.
Fundó el kindergarten.

Para ser breve y no extenderme demasiado, creó una metodología de enseñanza gradual con la que el maestro, mediante lecciones sucesivas, denominadas Dones, iba creando en el niño una relación comprensiva con el mundo a través de sus diferentes reinos o categorías fundamentales.

Formas de la naturaleza (o vida),

formas del conocimiento (o ciencia),

formas de la belleza (o arte).
Las formas de la vida, árboles casas o sillas,
las formas del conocimiento, operaciones matemáticas simples como sumas o restas,
las formas del arte eran usualmente patrones simétricos, etc.

Los chicos creaban sus composiciones en unas tablillas cuadriculadas sobre las cuales, a partir de formas geométricas simples como el triángulo, el círculo o el cuadrado recortadas en chapadur, alcanzaban diseños de mayor complejidad.
El método, creado alrededor de 1840, se extendió por toda Europa y hacia fin de siglo de había impuesto absolutamente. Por supuesto que en la escuela Normal de nuestro país, cuyos planes de estudio fueron de vanguardia, desde principio del siglo XX las maestras eran instruidas en el dominio del método.
Uno de los primeros educados con los preceptos del kindergarten y, uno de los pocos que posteriormente escribiera acerca de sus primeras experiencias fue Frank Lloyd Wright.

Dice Wright en sus memorias:
Mi madre entendió que Fröbel enseñaba que era conveniente que los chicos no dibujaran a partir de las apariencias de la naturaleza hasta que no tuviesen un cierto dominio de las formas básicas que yacían escondidas detrás de dichas apariencias. Habiéndonos mudados hacia la costa Este a la edad de tres años debido al traslado pastoral de mi padre, durante varias temporadas me senté con mi pequeña tabla de kindergarten y, mediante el uso de suaves bloques de madera de cedro jugué dentro de la grilla cuadrangular de la tablilla. Allí estaban el cubo, la esfera y el tetraedro, también los triángulos de chapadur rojo con un lado color blanco con los cuales diseñaba según mi propia imaginación. Eventualmente hacía mis diseños con otros medios, pero los suaves triángulos de chapadur y los bloques de madera de cedro fueron los más importantes. Todos ellos estuvieron en la punta de mis dedos desde entonces hasta hoy… prontamente me convertí en un experto constructor de patrones a partir de todo lo que veía. Aprendí a “ver” de esa manera y, cuando lo tuve que hacer, no me importó dibujar los incidentes casuales de la naturaleza. Yo quería diseñar.

La cita anterior está extractada del inglés y en su relato Wright utiliza los términos dibujo y diseño con la propiedad con la que se los conoce en nuestras escuelas de arte o arquitectura. Más desvirtuado está entre nosotros el término composición, muy específico en las artes en general y relacionado con la particular manera de estructurar toda obra que se precie de tal. “Composición, composición, ese es la única definición del arte. La composición es estética, y lo que no está compuesto no es una obra de arte”, nos disparan Deleuze y Guattari en “Qué es la filosofía”.

Si Wright hubiera sido la única celebridad del mundo de la cultura que reconociera la influencia del kindergarten, de todas maneras estaríamos en deuda con el sueño de Fröbel, pero hubo otros. Vassily Kandisky, quien se criara en Florencia alrededor de 1870, Johannes Itten, maestro de morfología en la Bauhaus, fue maestro fröebeliano en Viena antes que Walter Gropius lo invitara a Weimar en 1919, Piet Mondrian fue maestro de dibujo de escuela primaria en Holanda y los ejemplos se multiplican. Con su tácita aceptación de la abstracción, el kindergarten formó en marco de gran diversidad intelectual y un razonamiento no convencional, y por su configuración y práctica diaria no difirieron mucho de lo que después fueron los cursos preparatorios para las escuelas de arte o arquitectura. Finalmente, lo que la primera gran generación del kindergarten produjo fue la transformación sistemática de los Dones de Fröbel en un tipo de expresión geométrica asociada con un nuevo tipo de arte: el arte del movimiento moderno

.Gentileza Cecilia Font

Publicado en 1

2 comentarios en “Dones de Fröbel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s