sobre la PP (Pieza Pizarrón) un comentario de Enrique Lozano

Claudia:
La Pieza Pizarrón es efectivamente, me parece,
una Lehrstück extrema y me hace pensar,
¿si Brecht hubiera conocido o imaginado este dispositivo qué hubiera hecho con él?
La Pieza Pizarrón es, además, una nueva arquitectura teatral que en su disposición espacial anula la separación entre performer y espectador.
La Pieza Pizarrón parece algo inventado por Rancière para cerrar la brecha entre El maestro ignorante y El espectador emancipado.
Me interesa saber qué pasa con el polvillo de la tiza que cae al suelo, ¿el suelo también es un pizarrón?
Me interesa mucho, también, la idea de la Pieza Pizarrón como una especie de ‘dispositivo universal’.
Ya sea pedagógico, artístico o terapéutico.
Como una especie de llave maestra. Podría ser también como un aleph. O como un libro sagrado o como un oráculo.
Dejando de lado lo pedagógico y lo terapéutico, la Pieza Pizarrón como dispositivo universal de creación artística me parece fantástico.
Es también el sueño de otro alemán que precedió a Brecht: Wagner, y su sueño de la obra de arte total. La Pieza Pizarrón es el espacio/dispositivo para la obra de arte total.
La Pieza Pizarrón como la conciencia y como la memoria, ambas parciales, imperfectas y transitorias.
¿Cuál es -si existe- el PIP (Punto de Inteligibilidad del Pizarrón)?
Este punto sería el momento en el cual los signos, símbolos, trazos, glifos (quizá por acumulación sobre la superficie, por amontonamiento) dejan de producir sentido (al menos el sentido deseado por el moderador / exponente del pizarrón) y toca apelar al borrador. También podría llamarse PIB (Punto de Inminencia de Borrado) y así le disputamos el monopolio de esta sigla a los economistas.
Con respecto al punto anterior, ¿es mensurable (y/o tiene sentido medirla) la cantidad de tiza que aguanta un pizarrón antes de llegar al PIP o PIB?
En el 2002 yo estrené una obra llamada La familia nuclear cuya escenografía constaba de un pizarrón, un piso rojo y un par de cojines, te pongo una foto en archivo adjunto. El tablero (así llamamos en Colombia al pizarrón) tenía varios usos, pero la verdad estaba francamente subutilizado.
La Pieza Pizarrón como dispositivo revelador (o no) del zeitgeist.
Para lograr esto realizar el siguiente experimento: en cada uno de los 6 continentes, en ciudades de importancia equivalente, convocar a dibujante, músico(a), actor(triz), bailarín(a), director(a), para que realicen una obra sin ninguna especificación más allá de que sea realizada en y para la Pieza Pizarrón. Los grupos en todas las ciudades deben tener idénticas características de número, edades, géneros y, preferiblemente, recorrido artístico.
Finalmente evaluar los resultados: ¿qué relación surge entre las obras? ¿Puede hablarse de un zeitgeist? ¿Qué implicación tiene esto?
Pregunta capciosa, ¿cuál es el número de obras que pueden surgir de la Pieza Pizarrón antes de comenzar a repetirse?
Bueno, Claudia, espero que te sean de alguna utilidad estas anotaciones, yo me divertí mucho escribiéndolas.
Un abrazo,
Enrique Lozano
P.D.  Enrique es un dramaturgo oriundo de Colombia.
         Actualmente vive en Buenos Aires.
Image
Libro  de la PP de reciente aparición.
Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s